historia



PROSPERANDO surgió en el año 1962 de la idea y el sueño de 27 empleados de Telecom de la “Sección Larga Distancia”, idea que en el año 1961 se fortaleció con el firme propósito de aliviar la dura situación como asalariados de estos 27 gestores, que sin duda alguna lograron consolidar el espíritu de ahorro y la cooperación pese a la naturaleza individualista del ser humano, sin embargo el deseo unió y dio vida a este gran logro hoy denominado PROSPERANDO..

El inicio de Coopertive en el mercado, se cristalizó con la compra de unos cuantos bultos de arroz y algunas libras de chocolate, para dar la idea de ser un instrumento de consumo, pero la meta ya estaba trazada “constituir una Cooperativa de Ahorro y Crédito”; igualmente el equipo de trabajo indeclinablemente colaboró en todos los aspectos, resaltándose los nombres de Rosalbina Guarín Soto, como gran promotora del espíritu cooperativo, el Doctor Félix Acosta Gualtero, quien asesoró desde su nivel universitario como abogado, la Unión Cooperativa Nacional de Ahorro y Crédito “UCONAL”, la cual se constituyó como soporte fundamental en el diseño de la estructura administrativa y operativa de la cooperativa y la gran labor de todos los gestores que fundamentaron la idea que antes de hacer cooperativas hay que hacer cooperadores bajo los principios universales de la cooperación.

Ya en 1962, exactamente el 10 de marzo, en Asamblea los 27 gestores se reunieron para definitivamente crear la cooperativa, para lo cual se aprobó el primer Estatuto, se nombró el Consejo de Administración, quien se encargaría de presentar los documentos a la entonces SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE COOPERATIVAS, la cual reconoció la personería jurídica con la resolución 00696 del 16 de mayo de 1962.

En la etapa de desarrollo de esta institución se ha contado con la participación de varias generaciones que han contribuido y se han entregado de corazón a la Cooperativa entre los que se destacan JAIME MONDRAGÓN, JESÚS ELÍAS CORTÉS, FABIO OVALLE, FÉLIX ANTONIO NEIRA VERGARA, SARA GONZÁLEZ DE ROJAS y demás asociados que dedican horas de su tiempo libre para PROSPERANDO, la cual ha demostrado durante todo este tiempo que es modelo de desarrollo y eficacia dentro del sector de la economía solidaria, pero lo más satisfactorio, es el identificar que este resultado ha sido el producto del gran esfuerzo, de un trabajo en equipo lleno de amor a la humanidad y de esperanzas de un mundo mejor, el cual trabajó y trabaja en pro y para un bien común, con gran espíritu de servicio siempre pensando en el bienestar social, lo cual es una prueba más que el amor que le impartimos a nuestros propósitos hace posible grandes y pequeños sueños y satisfacen igualmente las emociones más profundas de nuestro ser para generar paz y bienestar a una región y un país.